Nuestra Manta de Viaje, la gran elegida

Mantas LATAM (5)

Desde nuestra unidad de regalos corporativos estamos súper contentas por la gran demanda de nuestra manta 100% llama, en su versión viajera. Es una manta liviana y muy cálida, ocupa poco espacio y es una excelente opción para llevar en un viaje en  avión, ómnibus y luego recorrer una ciudad o el campo, con estilo y bien abrigados!

DSC_9388

Algunos de los clientes que han elegido este producto son LATAM Airlines, Banco Galicia, el Ente de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires y el Ministerio de Turismo de la Nación,  entre otras empresas y organismos.

⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Las mantas son tejidas en telar con fibra de llama hilada artesanalmente, por artesanas de la Puna Argentina. Este trabajo les ayuda a mantener su cultura, criar a sus hijxs arraigados a su tierra y revalorizar sus saberes ancestrales.

Las bolsas de tela que las protegen y envuelven, son confeccionadas por la cooperativa textil 20 de Diciembre, emprendimiento de Mundo Alameda, que ademas de generar empleo, lucha por una industria textil justa y libre de trabajo esclavo.⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀
Todo el trabajo en cuero, desde los carriers a las etiquetas, los hacemos con el taller fundado por Oscar, un liberado que aprendió el oficio del cuero dentro de un penal y se prometió que recuperada su libertad, no caería más en el delito. Hoy genera trabajo no sólo para él, sino que para sus hijxs y otros liberados, además de enseñar lo que sabe y dar esperanzas dentro de distintas cárceles del conurbano bonaerense. ⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Historias reales que nos inspiran. Producimos y comercializamos para generar trabajo, bienestar, oportunidades. Para apoyar causas en las que creemos. Para que los negocios sean una fuerza promotora de cambios positivos en la sociedad.  ⠀⠀

Podés comprarlas en nuestra tienda http://www.obra.com.ar/coleccion-noa/mantas/⠀y si te interesa hacer una consulta para tu empresa u organización, escribinos a contacto@obra.com.ar ⠀⠀⠀⠀
⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Anuncios

Mujeres que Empoderan: Eugenia Gutiérrez

WhatsApp Image 2019-05-09 at 11.32.59

En ocasión del Dia de la Mujer, seguimos presentándote a las mujeres con las que trabajamos y que ,desde la Pampa a la Puna, trabajan empoderando a las mujeres de su comunidad, creando grupos de trabajo, realizando sueños.

Eugenia preside la cooperativa Punha, donde cerca de 75 mujeres y unos 8 hombres, han revalorizado el hilado y tejido artesanal, como parte del legado ancestral de su cultura. Esto sucede desde hace 30 años, cuando las fuentes laborales de esa época -el trabajo con el azucar, tabaco y minería-comenzó a escasear y hubo que pensar en otras cosas.

Conversamos brevemente con ella y aquí nos cuenta un poco más sobre su trabajo con las mujeres de la Puna y cómo ve el rol de la mujer.

WhatsApp Image 2019-02-28 at 2.45.27 PM-3O: Qué cambios crees que hiciste en las vidas de otras mujeres?

EG: Yo creo que el cambio que hice es importante porque al ver que una mujer es esta al frente, sale y esta al frente de su trabajo además de su hogar, porque es difícil, o sea, salir del hogar, tener los hijos principalmente, tener el marido y poder estar en una cooperativa donde hay un montón de cosas para hacer, un montón de trabajo. No es fácil estar fuera de la casa, entonces creo que el ejemplo de la mujer es poder decidir “bueno si ella puede yo también puedo”. Creo que eso es lo más importante que hizo un cambio hacia la mujer. A mí me parece bueno que ellas siguieron mi ejemplo, y muchas de ellas han logrado salir desde la casa, para ver mejorar más que nada, lo económico y lo social.

O: De qué estás orgullosa en tu trabajo?

EG: En mi trabajo estoy orgullosa de haber cumplido la meta de poder vivir de nuestra producción, crear nuestra fuente de trabajo, solventarnos económicamente nosotras WhatsApp Image 2019-02-28 at 2.45.28 PMmismas como mujeres, porque antes dependíamos mucho del marido. Aquí en la puna no hay mucho trabajo más que si nosotras sabemos aprovechar nuestros recursos naturales. De hecho, que si, vamos a salir adelante. Y seguramente también no es solamente eso, si no también es la producción, la capacitación y la formación, porque nosotras día a día nos vamos formando, en cuestiones de género, comercialización, en grupo, cooperativismo, en todo eso. Creo que esto nos hace crecer como mujeres y como personas en todo sentido. Yo estoy orgullosa de mi trabajo porque pude realizar este sueño, vivir del emprendimiento que hemos hecho las mujeres.

O: Cuál es la misión de la mujer en los tiempos que vienen?

WhatsApp Image 2019-02-28 at 2.45.05 PMEG: En los tiempos que vienen, y en todos los tiempos: creo que la mujer tiene que darse
un rol importante en las organizaciones, políticamente, salir adelante, creo que ese es el rol de la mujer. Aquí en la Puna la mujer siempre ha estado muy avasallada, en esta región en donde yo vivo, nos dicen “la mujer no puede, la mujer en su casa, la mujer es esto, la mujer aquello”. Entonces decirnos -” vos tenés que salir adelante”.

Para el futuro que viene creo que las mujeres nos tenemos que preparar para salir adelante, más en esta situación económica que estamos atravesando, para ayudar también al hombre, porque si no es difícil.  Y más alla del hombre, nosotras mismas como mujeres sentirnos orgullosas, sentirnos capaces, sentirnos con fuerzas de ocupar lugares, de ocupar espacios en el ámbito político, en el ámbito institucional, en el ámbito organizacional. También ser ejemplo de las mujeres que vienen por atrás nuestro.

O: Tenés un consejo o un aliento a compartir con otras mujeres?WhatsApp Image 2019-02-28 at 2.45.27 PM

EG: Las mujeres debemos sentirnos orgullosas, sentirnos capaces, sentirnos con fuerzas de ocupar lugares en el ámbito político, institucional, organizacional. Ser un ejemplo para las mujeres que vienen detrás.

Gracias Eugenia, nos quedamos con ganas de seguir escuchándote. Un gusto conocerte y trabajar con vos.

Mujeres que empoderan: Verónica Torassa

Verónica es la fundadora de la ONG Azul Solidario, una de las mujeres con las que trabajamos en Obra y que en el Mes de la Mujer, queremos presentarte.

Dentro de esta acción que denominamos Mujeres que Empoderan, conocé a mujeres que desde la pampa a la puna -y de forma muchas veces anónima- suman esfuerzos para ayudar a su comunidad en temas clave.

Durante años recorriendo su territorio descubrió que los alumnos de las escuelas rurales estaban en desventaja educativa en relación a sus pares de la ciudad. “Al estar en escuelitas de muy baja matrícula, no tenían plástica, ni inglés, ni computación”. Verónica armó entonces un plan para revertir esta situación y junto con el Municipio, instituciones de Azul y empresas privadas, consiguió reunir a estos chicos una vez por semana en distintos parajes rurales para que reciban clases de materias especiales. Esa iniciativa, a su vez, generó otra: “Como las distancias son enormes, cuando las mujeres llevaban a los chicos a la escuela los esperaban hasta que terminaban las clases. Me pareció que era una lástima perder ese tiempo y organicé una capacitación en hilado artesanal”. Hoy estas “verdaderas heroínas”, como las describe, conformaron la marca Hilados del Azul, y son las tejedoras de nuestra MANTA BUENOS AIRES.

O: Qué cambios crees que hiciste en las vidas de otras mujeres?

VT: La mujer de campo vive con su familia y está siempre dispuesta a ayudar en algunas tareas, desde colaborar en una cesárea de urgencia hasta las tareas con ovejas, y por supuesto llevar a sus hijos a la escuela todos los días. A ver a las mujeres en este ámbito, me llevo a pensar en darle la posibilidad de aprender a hilar con recursos accesibles como es la lana de oveja, y que les permitiera generar ingresos propios. En esta actividad fueron descubriendo sus capacidades y fortaleciendo sus roles de esposas, madres y mujeres más independientes y con ganas de seguir creciendo.

WhatsApp Image 2019-02-26 at 11.25.11 AM

O: De qué estás orgullosa en tu trabajo?

VT: Estoy orgullosa de haber logrado organizar un equipo de mujeres de campo que tuvieran oportunidad de salir de su aislamiento y disfrutar momentos, organizar actividades juntas, articulando también como mujeres de la ciudad. Haber contado con la entrega en este oficio de Marisa Martins fue la clave del éxito de lo que hoy es el proyecto Hilados del Azul.

O: Cuál es la misión de la mujer en los tiempos que vienen? 

VT: Creo que sería bueno se hiciera foco en promover su protagonismo en su entorno familiar y en su propia comunidad, fortaleciendo nuestra ternura natural por los niños, nuestra mayor tolerancia al dolor, y nuestra capacidad natural a rebotar frente a las adversidades. En general, a las mujeres nos gusta vivir en paz.

O: Tenés un consejo o un aliento a compartir con otras mujeres?

VT: Mi consejo como mujer septuagenaria: apostar a nuestro conocimiento como promotoras del desarrollo personal y de nuestras comunidades en condiciones de armonía y con respeto por quienes puedan pensar diferente.

Mujeres que Empoderan: Marisa Martins

Marisa-Martins-ConvertImage

O. ¿Cómo comienza tu trabajo enseñando hilado y tejido a las mujeres rurales de Azul?

M. Las mamás de los alumnos de las escuelas rurales, comenzaron a llevar a sus hijos a otras escuelitas cercanas para que les impartan materias especiales como inglés, educación física, informática, plástica o música.

En estos tiempos disponibles, mientras esperaban a sus hijos, aprendieron a hilar la lana de oveja, luego a teñirla con tintes naturales y finalmente tejerlas en el telar.

Esto en ellas produjo un cambio, mientras aprendían técnicas de hilado y tejidomarisa hilo tradicionales, de nuestra región, que se estaban perdiendo; estas tardes compartidas, comenzaron a ser un lugar de interacción social, se sumaron a estas mamás, abuelas y otras mujeres rurales, surgiendo vínculos de amistad y cooperación entre ellas.

Junto con otros grupos de otras escuelas rurales y mediante la coordinación de Verónica Torassa, formaron Hilados del Azul. Comenzaron a obtener un ingreso económico, contribuyendo a la mejoría del bienestar familiar.

¿De qué estás orgullosa en tu trabajo?

Es un orgullo poder transmitir mis conocimientos, perpetuar las tradiciones y técnicas de nuestras raíces. Participar en mejorar la calidad de vida de muchas mujeres, enseñándoles, ayudándoles a organizarse, a trabajar en grupo.

¿Cuál es la misión de la mujer en los tiempos que vienen? 

La mujer, en los tiempos que vienen tiene una gran misión, fundamental, afianzar la familia, profundizar en la educación a sus hijos, alentarlos en el deporte, respeto al prójimo y a la naturaleza en el medio en el cual viven.

O: Tenés un consejo o un aliento a compartir con otras mujeres?

Un consejo… trabajando en equipo, se pueden lograr objetivos que individualmente son dificultosos, continuar perfeccionándose y profundizando sus conocimientos mancomunadamente, en la actividad que desarrollen.

El camino es difícil… pero se logra.

Mujeres que Empoderan: Tamara Rosenberg

Durante todo el mes de marzo quisimos celebrar la valentía y la determinación de las mujeres con quienes trabajamos y compartir con ustedes sus historias y experiencias. Hoy te presentamos a Tamara, la fundadora de Mundo Alameda, ONG argentina que lucha contra el trabajo esclavo y la trata de personas.

Creó -junto a sus compañeros- la Cooperativa “20 de Diciembre”, como fuente de trabajo para los costureros que lograban escapar de los talleres textiles clandestinos. Son los responsables de confeccionar las bolsas textiles que envuelven y protegen cada una de nuestras Obras.

Te invitamos a leer la charla completa que tuvimos con ella en ocasión de lo que llamamos el Mes de la Mujer.

Además, podés escucharla contar sobre la problemática de los talleres textiles clandestinos, una forma de esclavitud que existe, hoy, aquí y en el mundo.

VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=mIZHs8_wZPg

O: Qué cambios crees que hiciste en las vidas de otras mujeres?

TR: En realidad, yo no hice los cambios, cada uno hace sus propios cambios. Lo que seguramente sucedió es que un poco con mi ejemplo y un poco con el empuje que le pongo a las cosas que emprendo, mostré que es posible crecer no solo como mujer, como persona, como madre, haciendo lo que a uno le hace bien.

O: De qué estás orgullosa en tu trabajo?

TR: Si hay algo de lo que estoy orgullosa es de poder haber visto como algunas de mis compañeras que no habían logrado terminar la escuela primaria, en algún caso además de terminar la primaria ya de grandes y con hijos criados, pudieron también terminar la secundaria. En el caso de una compañera en particular, cuando estaba siendo traficada para ser víctima de trabajo esclavo, tuvo un accidente fatal, donde murió una persona muy significante para ella, y ella misma perdió una pierna, y actualmente está trabajando con nosotros en la cooperativa, ya recuperada y con la pierna ortopédica y también está iniciando una carrera universitaria, así que es algo de que me siento orgullosa porque creo haber sido parte de este proceso.

O: Cuál es la misión de la mujer en los tiempos que vienen?

TR: Creo que la misión que nos toca es seguir siendo precursoras, emprendedoras, criadoras, creadoras también, y bueno, y seguir defendiendo nuestros derechos, que si bien hay mujeres que al extremo predican por reivindicar los derechos de la mujer y bueno, terminan cayendo en un extremo que no comparto, creo que tenemos que seguir peleando por la equidad, somos tan personas como el género masculino, y bueno, y también tenemos nuestras diferencias así que creo que hay que seguir luchando porque se cumplan los derechos de todos, no solo de las mujeres si no también de los niños, de los hombres, de los ancianos, de todos. Pero la misión es seguir por adelante y dejar un mundo mejor del que encontramos para los que nos siguen.

O: Tenés un consejo o un aliento a compartir con otras mujeres?

TR: No sé si estoy a la altura de dar consejos, pero si, una sugerencia y por experiencia propia lo que quiero compartir con todas las mujeres en nuestro día es que cuando tengamos un sueño hagamos todo lo posible, lo que está a nuestro alcance y un poco más, y que, si tenemos la convicción de que es lo que queremos, seguramente lo vamos a lograr. Si es en conjunto, mucho mejor porque también el beneficio de lo que queramos y de lo que logremos llega a más personas.

Gracias Tamara por compartir y luchar, gracias también por cada trabajo que coordinamos y logramos en conjunto.

Desde el Monte al mundo.

Siwani_tejedoras

Cuando uno está conectado con la pasión, uno hace cosas que no haría desde otro lugar.

La frase es de Lucía Cardini, de la asociación de mujeres Wichí autoras de los increíbles hilados y tejidos de chaguar de los bolsos, carteras y mochilas de la Colección NEA.

Las conocimos en nuestros comienzos y nos encantaron los colores, la calidad y sobre todo, el proyecto. Hace más de 30 años, Mercedes Llorente propuso a 20 mujeres Wichí de la localidad de El Potrillo, hacer artesanías a partir de su técnica para hilar fibras de chaguar. Con el tiempo se armó la Fundación Niwok, y bajo su paraguas, el proyecto Siwan´i, que hoy asocia más de 450 artesanos originarios Wichí.

Lucía es con quien gestionamos todo. Durante el recorrido de Obra, desde Berazategui a Palermo como ella dice, siempre sentimos su empuje y compromiso. Es un gustazo poder trabajar con ella, siempre para delante, con generosidad, predisposición, garra.  Es una de las encargadas de que artículos de decoración de origen Wichí hayan desfilado por ferias de Londres, Milan y Barcelona.

Acá nos cuenta más sobre las artesanas Wichí, su realidad y forma de vida.

O- ¿Cómo colabora en la vida de estas mujeres, las artistas detrás de los tejidos de chaguar, la venta de sus productos, sus obras?

L- La venta de las artesanías para las mujeres es fundamental, no sólo por el ingreso que les representa, que es importantísimo, sino también porque las conecta mucho con la historia de su cultura, entonces eso no se pierde. El ingreso económico, al estar conformadas en grupos, más o menos se justifica también.

O- ¿En qué avances concretos se comprueba que la producción y venta de tejidos de chaguar ayuda a que las mujeres Wichí se empoderen?

L- El empoderamiento de ellas se nota mucho en sus creaciones: a mayor demanda, se vuelven más creativas y más líderes de sus comunidades.

O-¿Cómo es la vida en la comunidad de El Potrillo? ¿Qué es lo que más les gusta hacer y motiva a las mujeres?

L- La vida en la comunidad El Potrillo, el tema del chaguar les encanta.  Les gusta mucho la naturaleza, todo lo que tenga que ver con el monte, el rio, las plantas, las semillas.

Les gusta mucho juntarse a trabajar juntas.

La vida es muy simple, es muy lenta, hay un ritmo tranquilo, no hay reloj, no hay mucha electricidad. Hay un solo cajero automático, que está recién a partir de este año.  Hay escuelas.

Y la vida es como acá, empiezan con la escuela los chicos a la mañana. Están muy asociados a la naturaleza. Después comen, y por lo general cuando hace mucho calor se quedan quietos, no se hace mucho (en promedio las temperaturas en el monte son muy altas) Después por la tarde recolectan troncos, para hacer el fuego.  A la noche prenden el fuego y se sientan alrededor del fuego, a charlar con los mayores.

​O-¿​Qué desafíos se presentan al tratar de integrar de forma respetuosa y justa, productos con tanto trabajo y tiempo detrás, en la lógiga de rapidez, consumo y produccion masivo de las ciudades?

L- El desafio no es tratar de integrarlas, sino que a través de sus productos dar a conocer esta cultura, estas mujeres argentinas, que tienen otro modo de vivir, que no tienen tiempo, que no tienen un nivel de consumo y producción intenso, porque no están inmersas en una cultura de consumo.

Pequeño ping-pong inspirador de una emprendedora a otres emprendedores

  • Una Frase: La belleza de la naturaleza. El monte es un lugar de tranquilidad, donde la naturaleza es la protagonista. El tiempo lo marca la naturaleza.
  • Un consejo para quien emprende: que sea persistente y esté conectado con su deseo.
  • Un fracaso: cuando no salen subsidios ó las mujeres a veces no pueden desarrollar un trabajo porque están conectadas quizás con algún tema de emergencia social y no pueden enfocarse en el tejido. Sin embargo, la gran frustración tiene que ver con  la falta de sensibilidad de nuestra cultura hacia las comunidades originarias. El hecho de que no sea una prioridad a nivel gubernamental, por ejemplo. Eso es muy frustrante.
  • Un aprendizaje: cuando uno está conectado con la pasión, uno hace cosas que no las haría desde otro lugar. Cuando uno está conectado con el trasfondo, uno puede dejar de lado ciertas cosas. Si no se cede, no se gana. En toda la cadena de valor.
  • Una meta: poder generar una estructura que sostenga a la Fundación Niwok más allá de Mercedes Llorente. Es una meta difícil, porque ella está hace mucho tiempo

¡Admiración y orgullo de poder trabajar con ellas! Conocé la colección NEA. Líneas simples. Saberes ancestrales que resultan en piezas atemporales, eternas, resistentes. Elementos de la Madre Naturaleza. La combinación de distintos saberes y culturas de Argentina.

Comprá sabiendo que contribuís con movimientos transformadores, con historias de vida admirables, con procesos productivos amigos de la Tierra y las Personas.

 

 

Hilado de Chaguar, la fibra central en la colección NEA.

Una vez que se conoce este trabajo, uno aprende a valorar más cada tejido, cada pieza.


No sólo por el tiempo y dedicación que cada artesana dedica al hilado, teñido y tejido de esta fibra, sino también por su protagonismo e importancia en la cultura e identidad en la cultura Wichí, pueblo originario que dentro de Argentina vive en las provincias de Formosa y Chaco principalmente.

Acá te contamos un poco sobre el proceso de recolección del chaguar, el primer paso de todo el proceso productivo detrás de la colección NEA. Podés ver las carteras, mochilas y accesorios aquí.

En las comunidades Wichí, la recolección de las plantas la realizan las mujeres. Dedican una parte del día a la actividad artesanal y creativa, otra parte al cuidado de sus hijos, a las tareas de la comunidad y sus familias.

La ida al monte representa un momento de intercambio social adentro de cada grupo y de aprendizaje por parte de las nuevas generaciones.

Cada mujer se mueve con un grupo, en la mayoría de los casos correspondiente a su banda de pertenencia donde hay una líder que dirige la búsqueda del chaguar. Prefieren ir a una zona conocida y tratan de evitar pasar más tiempo de lo necesario en el monte, se mueven con mucho cuidado y las más jóvenes siguen a las más ancianas, aprendiendo a conocer el monte y sus “dueños”.

Una vez encontrado el lugar, las mujeres se dispersan en el monte y cada una empieza el trabajo: explorando, eligiendo la planta más adecuada, trabajando en silencio, concentradas.

La cosecha se realiza individualmente, en la mayoría de los casos la mujer es acompañada por algunas hijas que la ayudan y contemporáneamente van practicando la técnica del pelado de las hojas.

En el monte, la artesana realiza un primer pelado que le permite sacar las espinas, para envolver la planta y poder transportarla hasta la comunidad.

Al llegar a la casa se realiza un pelado definitivo de las fibras, lo cual permite eliminar las últimas partes del revestimiento de las hojas.

Posteriormente se pone la fibra húmeda sobre un tronco de madera y se va machacando con un hierro o con un palo, hasta que vayan abriéndose las fibras, que una vez enjuagadas se ponen  a secar al sol.

Una vez secadas las fibras, la artesana empieza las operaciones preliminares para el hilado, y va separando con las manos fibra por fibra.

A partir de las hilachas se realiza la piola. Se toman las distintas hilachas y se tuercen juntas, varias veces, sobre el muslo, hasta tomar el grosor del hilo requerido.

Una vez obtenido el ovillo de piola natural, se tiñe. Y ese proceso, el del teñido, lo dejamos para el próximo post!

 

Fotos y fuente: Gran Chaco.